top of page
  • Foto del escritorHector Devia Robayo

Redefiniendo la relación entre maestros y discípulos en la educación digital

Actualizado: 4 nov 2023


Dibujo representativo de la interacción entre una maestra y su alumno, mediada por la tecnología.
La sinergia digital: Interacción dinámica entre maestros y discípulos en la educación del siglo XXI

La relación entre maestros y discípulos ha evolucionado a lo largo de la historia, y en el contexto de la educación en la sociedad del conocimiento, es necesario reflexionar y redefinir esta relación. En primer lugar, los avances informáticos y las redes comunicacionales están generando cambios profundos en los esquemas de pensamiento y acción de las personas. Esta nueva etapa en la evolución de los intercambios entre tecnología y educación se caracteriza por la falta de capacidad del ojo para seguir la escritura y la presencia de nuevas opciones de información accesibles al oído y a la visión no-alfabética. En la sociedad del conocimiento, los alumnos deben desarrollar habilidades como la selección de plataformas, la disponibilidad de información y la capacidad de procesarla de manera crítica.


Estos cambios tienen implicaciones significativas para el ejercicio docente. El rol del maestro debe ser resignificado para liderar la formación de los alumnos como "sujetos digitales". No se trata solo de entrenar a los alumnos en el uso de dispositivos, sino de generar conciencia sobre las habilidades metacognitivas necesarias para desenvolverse en la sociedad del conocimiento. El docente debe guiar a los alumnos en la selección y evaluación de información, promoviendo el pensamiento crítico y la capacidad de discernir entre fuentes confiables y no confiables. Además, la tarea pedagógica debe incluir una reflexión sobre los criterios de organización del "Currículo de intervención digital", para asegurar que se aborden de manera integral las habilidades necesarias para el siglo XXI.


En el futuro inmediato, se vislumbran movilizaciones aún más profundas en el ámbito educativo. La inclusión de las tecnologías sociales en los espacios educativos modificará los patrones y esquemas mentales con los que se administra la información. Esto requiere una reflexión profunda sobre la relación entre el maestro y el discípulo, así como entre los propios maestros y discípulos. La educación en la sociedad del conocimiento debe fomentar la colaboración, el intercambio de ideas y la co-construcción del conocimiento, rompiendo con la jerarquía tradicional y promoviendo la igualdad de participación y la diversidad de perspectivas.


Además, es fundamental investigar en qué aspectos y con qué profundidad las herramientas digitales están cambiando al hombre y a la sociedad. La digitalización ha transformado la forma en que nos comunicamos, trabajamos, nos informamos y nos relacionamos. Estos cambios tienen implicaciones en áreas como la privacidad, la identidad, la interacción social y la concepción del tiempo y el espacio. Es necesario comprender y reflexionar sobre estos cambios para poder aprovechar las oportunidades que brinda la educación digital y, al mismo tiempo, hacer frente a los desafíos y riesgos que pueden surgir, como la brecha digital, la dependencia tecnológica y la pérdida de habilidades analógicas esenciales.


En conclusión, en el contexto de la educación en la sociedad del conocimiento, es fundamental reflexionar y redefinir la relación entre maestros y discípulos. La informática y los avances en las redes comunicacionales generan cambios profundos en los esquemas de pensamiento y acción de las personas. Esto requiere que los docentes lideren la formación de los alumnos como "sujetos digitales" y promuevan habilidades metacognitivas y pensamiento crítico. Asimismo, la inclusión de tecnologías sociales y la transformación de la relación maestro-discípulo exigen una reflexión profunda sobre los paradigmas educativos tradicionales. Es fundamental investigar los cambios que las herramientas digitales están produciendo en el hombre y la sociedad, y abordar de manera transdisciplinaria el novedoso ambiente digital que requiere la educación en el siglo XXI. Solo así podremos enfrentar los desafíos y riesgos de una masificación adaptada a los paradigmas del siglo XXI en el contexto de la educación digital, y aprovechar plenamente las oportunidades que nos brinda la sociedad del conocimiento.


Referencia:

Aras, R. E. (2017). Los nuevos aprendizajes del sujeto digital. Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación, 64, 107–121. http://www.scielo.org.ar/pdf/ccedce/n64/n64a08.pdf

11 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page